Cora Group
Logotipo Doctor León Mora
Curso Osteotomía

Publicaciones científicas

PREDICCIÓN DE LA LONGITUD DE LOS MIEMBROS INFERIORES

Dr. Miguel A. Galbán G.

 

La discrepancia en longitud de los MsIs es uno de los factores que pueden alterar la marcha. Los MsIs pueden tener un a diferencia en longitud de 1.5 cm sin alterar la marcha ni la función de las articulaciones, las discrepancias mayores deben de ser objeto de análisis. Estas diferencias en longitud pueden aumentar con el crecimiento o permanecer estáticas, vale la pena nombrar el trabajo de Shapiro, publicado en 1982, donde analiza los diferentes patrones de marcha según la patología.


Quizá la clasificación más práctica de las discrepancias de MsIs en el crecimiento es la que los divide  en Estáticas y Progresivas. Las Estáticas son las discrepancias que no varían con el crecimiento y permanecen en un valor absoluto a pesar del desarrollo. Este tipo se observa en las fracturas diafisiarias cabalgadas donde no se afectaron los núcleos de crecimiento, el estimulo fractuario no siempre compensa la discrepancia y luego que la consolidación termina (en más o menos 8 meses), la diferencia entre los MsIs no va a disminuir ni a aumentar. Al contrario las discrepancias Progresivas si aumentan en su valor absoluto (lamentablemente es muy raro el caso donde disminuya sin intervención médica, aunque se ha descrito en la artritis reumatoidea juvenil y en la enfermedad de Perthes bilateral, por afectación ulterior del lado contralateral). Las discrepancias progresivas se pueden subdividir en Adquiridas y Congénitas. Las adquiridas son por lesiones que afectan los núcleos de crecimiento (fracturas, epifisiolisis, epifisiodesis traumáticas, osteocondritis, necrosis avascular epifisiaria, infecciones, y tumores). Las Congénitas se presentan en una gran lista de deformidades, las más comunes son: displasia congénita de la cadera, fémur corto congénito, deficiencia femoral focal proximal, hemimelia peroneal, hemimelia tibial y hemi-gigantismo.


Varios métodos se han ideado para evaluar las discrepancias de MsIs. Menelaus en 1966 publicó un método sencillo basado en la edad cronológica, la longitud al momento de la evaluación y la suposición de que el MI crece de una forma lineal y constante en adolescentes mayores de 9 años, a una velocidad de 0,9 cm por año para el fémur y 0,6 cm por año para la tibia y de que la madurez se alcanza a los 14 años para las niñas y a los 16 años para los niños. Este método resultó impreciso por tres razones, primero utiliza la edad cronológica la cual no representa la verdadera edad del desarrollo y varia con las razas, la herencia y el sexo, segundo, los MsIs tienen un patrón no lineal y tercero, la cantidad de centímetros que crecen los MsIs también depende de variables.

 

Anderson, Messner y Green y en 1964 publicaron un estudio de la longitud del fémur y la tibia con respecto a la edad ósea según Greulich y Pile. Se basaron en radiografías anuales durante el desarrollo a un grupo de 64 niños y 64 niñas. El resultado fue unas gráficas en donde se define el patrón y la velocidad de crecimiento que se consideran normales. En ellas se han basado los métodos más convincentes hoy en día.  En 1977 el Dr. Colin Moseley publicó un método que facilita el cálculo y predicción de la discrepancia y sirve como herramienta para planificar el tratamiento, todo esto de una forma gráfica. Se trata de la Gráfica de Línea Recta de Moseley. Para su realización se utilizó la misma data del estudio publicado en 1964. El patrón ligeramente curvo se transformó mediante técnicas matemáticas en una línea única y recta, para ello la edad ósea en el eje de las Xs se presento en una gráfica de líneas oblicuas, de este modo la amplia población estudiada se representa en la edad ósea y no en las líneas resultantes del patrón y velocidad de crecimiento de las gráficas de Anderson, Messner y Green. De esta forma cuando se utiliza el método de Moseley se toma en cuenta el patrón y velocidad del crecimiento de los MsIs establecido en 1964.


Regresar...